Familias de Myanmar y Estados Unidos comparten como una sola familia en la fe

Indianapolis, Indiana

Los dos grupos comparten un edificio, celebran un servicio combinado trimestralmente y se aseguran de que sus niños y jóvenes asistan a los mismos programas semanales en la iglesia.

La iglesia Southside Church of the Nazarene en Indianápolis ha acogido a una congregación de familias inmigrantes matu que huyeron de la persecución religiosa que sufrían en Myanmar para poder practicar el cristianismo libremente y en familia en los Estados Unidos.

Los dos grupos comparten un edificio, celebran un servicio combinado trimestralmente y se aseguran de que sus niños y jóvenes asistan a los mismos programas semanales en la iglesia.

"Tenemos una cercanía muy estrecha entre las dos congregaciones", dijo Ray McCrary, pastor de Southside Church of the Nazarene. "Cuando tenemos un día de trabajo en la iglesia, muchas personas de ambas congregaciones participan, y hay hay una buena comunión allí".

El pastor Zozum y los padres de familia de origen matu le pidieron a la Iglesia del Nazareno que incorporara a sus hijos y jóvenes en las actividades regulares de niños y jóvenes de la iglesia.

Estas familias reconocen que sus hijos se están convirtiendo rápidamente en estadounidenses, por lo que quieren que ellos compartan con los niños y adolescentes estadounidenses de la iglesia.

“Es muy difícil para ellos. Sus padres son completamente matu, todo lo que saben sigue siendo matu”, dijo Rachelle Fish, directora de vida familiar de la iglesia Southside. “Los niños vienen aquí a los 7 o 10 años de edad, o a veces de menor edad, y ahora son niños estadounidenses. Esto representa una fuente de estrés para los padres así como para los estudiantes. Así que ofrecemos mucha consejería para tratar de ayudar a padres e hijos a superar esos obstáculos”.

Fish recientemente enseñó una clase de crianza para toda la iglesia sobre cómo criar niños en medio de los beneficios, riesgos y peligros que presentan las redes sociales.

“Los padres de familia matu no tenían idea sobre la seguridad o los depredadores que están en línea. Ese es un mundo completamente nuevo para ellos”, dijo Fish. “Se mudaron aquí como refugiados para tener una vida mejor como familia y poder practicar el cristianismo, pero hay todo otro ámbito negativo aquí debido a lo que nuestros adolescentes y niños tienen a su alcance todos los días en Estados Unidos. Temas como ese demuestran la importancia de acompañar y ayudar a esos padres a comprender cómo criar a un niño en Estados Unidos".

Los líderes de niños y jóvenes no han cambiado su enfoque en el grupo combinado de jóvenes estadounidenses y matu, pero intentan asegurarse de que haya un amplio espacio para la construcción de relaciones simples y la discusión informal.

"Nos aseguramos de que los líderes juveniles y yo tengamos un tiempo para divertirnos con esos niños durante ese tiempo sin preocuparnos de cumplir con todas esas cosas que hemos programado", dijo Fish. "tienen muchas preguntas".

Fish agregó que los adolescentes de ambas culturas se benefician de sus relaciones entre ellos: los adolescentes matu pueden disfrutar abiertamente de una red más amplia de pares cristianos, y los estadounidenses están aprendiendo a través de historias de primera mano de persecución religiosa.

"Algo que llama mucho la atención [de los adolescentes estadounidenses], es que los niños de las familias matu son mucho más obedientes y respetuosos, por lo que ha sido muy agradable ver cómo eso transmite a los demás", dijo. “Es una sensación realmente genial cuando todos nos reunimos. Se siente como que somos una sola familia".

Posted in: