Iglesia de Florida entrega útiles escolares a familias en su comunidad

¿Zapatos nuevos y brillantes? Listo. ¿Mochila de neón? Listo. ¿Desodorante? Definitivamente listo.

La escuela comienza el lunes en el condado de Manatee, Florida, y para muchos padres eso significa que es hora de ir de compras.

Pero para las familias que ya están luchando para llegar a fin de mes, la compra de útiles escolares puede significar una carga financiera angustiosa.

Ahí es donde algunas personas en la comunidad con un espíritu dadivoso están interviniendo para ayudar.

El jueves por la noche, voluntarios generosos se instalaron detrás de mesas llenas de ropa afuera de Freedom Gathering Church en 14th Street West en Bradenton. Junto a ellas se apilaban hileras de coloridas mochilas llenas de útiles escolares y artículos de higiene.

El jueves antes de que comenzaran las clases en el condado de Manatee, se entregaron mochilas llenas de útiles escolares y artículos de higiene a las familias necesitadas en Freedom Fathering Church en Bradenton.

Todos los artículos eran gratuitos para los padres de familia con niños de edad escolar que llegaron a recogerlos.

La organización religiosa sin fines de lucro coordinó el sorteo con miembros de  First Church of the Nazarene de Bradenton y algunas personas generosas de la comunidad.

Oscar Villegas, a la izquierda, y su hija Natalie, a la derecha, dejaron 18 mochilas con útiles escolares para entregarlos el jueves. Los Villegas son donadores frecuentes a Freedom Gathering Church durante todo el año. 

Entre los donantes se encontraba Oscar Villegas, quien vive en Parrish y es dueño de un negocio de jardinería.

Villegas dijo que la iglesia a la que asistía cuando era niño en Texas solía dar dinero a naciones extranjeras y a personas necesitadas, y eso lo inspiró a hacer lo mismo algún día.

"Oré mucho y dije que si hubiera alguien a quien pudiera ayudar, prometo hacerlo", dijo Villegas.

Villegas también sabe lo que es vivir de cheque en cheque.

"Siempre trabajé en un lugar donde ganaba lo suficiente", dice Villegas. “Pero Dios me abrió una gran puerta, y ahora estoy muy solvente. Así que ahora estamos proveyéndole a otros".

Su hija Natalie lo ayudó a hacer las compras y a entregar su donación.

Linda Wandel, miembro de First Church of the Nazarene, entregó 30 mochilas y útiles comprados con donaciones de miembros de la iglesia y voluntarios de FGC. La congregación nazarena también donó recientemente 140 mochilas a la escuela primaria HS Moody.

Otras 24 mochilas llenas de útiles escolares vinieron de Amanda Roman, una mujer de Palmetto que ahorró el dinero de varios salarios para hacer la donación.

"Dios me bendijo con la capacidad de comprar todo, así que mi madre y yo elegimos los útiles escolares y decidimos que Freedom Gathering era donde Dios quería que ayudaramos este año", dijo Roman.

Vicki y Cliff Hofferbert, voluntarios de First Nazarene, ayudaron a distribuir las mochilas.

"Este lugar es una bendición para la comunidad", dijo Vicki. “Puedes escuchar las historias reales de las personas. Y aprendes recibirlos con los brazos abiertos, sin importar cuál sea la situación”.

Michelle Smith, otro miembro de First Nazarene que frecuentemente es voluntaria en FGC, ayudó a las personas a escoger ropa.

Smith dijo que se inspiró para involucrarse porque recibió ayuda en un momento de necesidad cuando vivía en Nueva York.

"Prefiero poner mi ayuda en las manos de alguien que simplemente donar a una organización de beneficencia", dijo Smith. "Así fue como me ayudaron".

Smith dice que su parte favorita es ver las sonrisas en los rostros de aquellos a quienes sirve la organización.

FGC hace mucho más que coordinar donaciones. La organización sin fines de lucro sirve cientos de comidas semanales para personas sin hogar y personas necesitadas.

El jueves por la noche, el pastor Lee Jackson dio un sermón cuando un grupo de varias edades y orígenes se sentó a comer juntos bajo el cielo abierto.

"Siempre digo que los alimentamos de forma natural y espiritual", dijo Tonia Johnson, una empresaria de Bradenton que comenzó FGC. "Las personas sin hogar no descansan ni se sientan y se relajan en algún lugar, así que les damos la oportunidad de hacerlo".

Las comidas balanceadas incluyen frutas y verduras frescas y orgánicas y carnes a la parrilla. Los miércoles, la iglesia ofrece un almuerzo de sándwiches para llevar, preparados con carne donada por Boar's Head Provisions en Sarasota.

Johnson dice que la clientela de FGC también incluye familias que han perdido sus hogares, y a veces automóviles, y se ven obligados a vivir en algún hotel. Los deja sin dinero para comida o artículos extras como útiles escolares.

Richard Davis formó parte del grupo de padres que recogieron útiles escolares para sus hijos el jueves. Davis dice que anteriormente tenía una adicción a las drogas, pero FGC lo ayudó a encontrar la recuperación y la liberación espiritual. Ahora está trabajando de nuevo.

"Dios tiene su mano en este lugar", dijo Davis.

"Nunca pierdas la fe", agregó. "No se puede tener testimonio sin la prueba".

Todavía quedaban más mochilas para repartir al final del evento, que según los voluntarios se distribuirían en las próximas semanas.

- Publicado nuevamente con permiso del Braedenton Herald

Posted in: