Iglesia de Tennessee sirve a familias de refugiados africanos

Nashville, Tennessee

Grace Church of the Nazarene en Nashville, Tennessee, siempre ha tenido una pasión por las misiones y el trabajo intercultural. En 2017, la congregación encontró una nueva expresión de esta pasión cuando cinco hombres de África comenzaron a asistir a la iglesia.

"Se reunieron con el pastor Jonathan, y él me pidió que me reuniera con ellos para ver cómo Grace Church podría ministrarlos", dijo David Johnson, pastor de plantación de iglesias y presidente local de Misiones Nazarenas Internacionales . "Nos enteramos que los hombres tenían familias y que sus esposas e hijos no iban a la iglesia porque ya sea no hablaban inglés o no lo hablaban bien".

Grace Church decidió ofrecer clases de inglés como segundo idioma para ayudar a los miembros de la comunidad de habla swahili que querían asistir a la iglesia. Durante este tiempo, la iglesia también decidió ofrecer un servicio dominical en swahili. El personal de la iglesia se reunió con cinco refugiados durante su primer servicio en swahili. El siguiente domingo, hubo algunos refugiados más, y los números crecieron lentamente cada domingo después de eso. 

Incluso comenzaron a usar la camioneta de la iglesia para llevar a varias de las familias que hablan swahili a la iglesia, ya que muchas de ellas no tenían transporte.

"Continuaron trayendo a más de su comunidad", dijo Alyssa Forest, pastor de los niños y sus familias. “Ahora tenemos una congregación Swahili completa que ha sobrepasado la capacidad de varios salones. Ahora se reúnen en nuestro gimnasio semanalmente ". 

Las familias comenzaron a traer a sus hijos al ministerio de niños de la iglesia, y ahora participan en el ministerio de autobús de la iglesia y son invitados a participar en todas las actividades de la iglesia.

"Tenemos alrededor de 30 niños que hablan swahili que nos acompañan, y cada semana vemos caras nuevas", dijo Forest. "Hay desafíos que se presentan por la forma en que ven el tiempo, la dificultad que tienen con el inglés e incluso saber sus edades, ya que muchos no han celebrado cumpleaños".

Alyssa dice que no importa cuántas barreras de comunicación haya, los niños siempre saben que pertenecen a la iglesia.

"Una cosa que sí entienden es que son profundamente amados y valorados", dijo Forest. “[En mayo,] 15 niños aceptaron a Cristo en sus corazones, siete de los cuales fueron nuestros niños que hablan swahili. Son parte de nuestra familia de la iglesia".

Aunque la iglesia tiene una muy buena relación con la congregación que habla swahili, siempre están buscando nuevas formas de fortalecer y apoyar a la comunidad.

"Esperamos servirles mejor en la medida que aprendamos mejores maneras de ayudarles a asimilarse a Nashville y participar en la misión de Dios", dijo Forest. "Todos somos hijos de Dios, y creo que lo están descubriendo, si es que aún no lo sabían".

Forest cree que la iglesia ha seguido la voluntad de Dios porque Él ha bendecido a la comunidad de refugiados así como a la iglesia.

"Dios ha sido muy bueno con nosotros al ofrecernos tantas oportunidades de ministerio y sus bendiciones", dijo Forest. "[Ha habido] tantos desafíos pero tantos recuerdos hermosos, y Dios nos ha dado una familia en ese grupo de personas, los amamos mucho".

 

Posted in: