Ministerio ecuestre brinda esperanza a niños y comunidades del este de Illinois

Potomac, Illinois

Cuando Dios puso un sentir en Stan y Mary Remole de quedarse con sus caballos, no se imaginaban lo esto significaría para sus vidas y su granja. Ahora, su floreciente ministerio ha ayudado a muchos en el este de Illinois, y sus planes de crecimiento van más allá del ministerio ecuestre.

Stan y Mary Remole crearon Hooves of Hope (Herraduras de Esperanza), un Centro de Ministerio de Compasión nazareno en Potomac, Illinois, hace 10 años.

"Teníamos a nuestro hijo Michael y teníamos caballos de exhibición", dijo Mary Remole. “Solían ir a hacer exhibiciones, y era un momento de unión entre padre e hijo. Después de que Michael fue a la universidad, Stan se encontró en el establo orando y le preguntaba al Señor: "¿Qué debo hacer con los caballos?" El Señor le habló y le dijo: 'Quiero que te quedes con ellos, y los vamos a usar'. Nunca me imaginé cuál sería la magnitud."

Todo comenzó transportando algunos niños de la iglesia local a la granja. Pero a partir de ahí, creció a una escala mucho mayor de lo que pudieron imaginarse.

"Ahora tenemos una iglesia en el establo", dijo Remole.

Las instalaciones tienen el objetivo específico de ayudar a jóvenes con problemas en su comunidad así como a las comunidades circundantes. Como parte del programa, los niños se inscriben en cursos y aprenden todo, desde alimentar y limpiar los establos hasta conducir los caballos y montarlos. También reciben lecciones sobre la virtud del año (en 2019 es coraje) a través de lecciones bíblicas.

Las clases no son lo único que ofrece Hooves of Hope. Recientemente comenzaron un servicio de adoración el sábado por la noche en su establo y tienen caballos miniatura que llevan a escuelas, hogares de ancianos y hospitales cercanos.

En cada paso del camino, dicen que Dios ha provisto, especialmente cuando querían agregar una arena para caballos.

"No teníamos la tierra", dijo Remole. “Compramos la granja de nuestra familia y queríamos construir una arena para caballos, y comenzamos a orar por tierra. Recibimos 750 cargas gratis y hemos podido echar [la tierra] dos veces”.

El próximo mes, Hooves of Hope organizará un rodeo infantil para recaudar fondos para expandirse. La pareja espera construir un aula de 2,000 pies cuadrados que incluirá una cocina para clases de cocina, una tienda de carpintería y un espacio para clases de costura y tejido con el propósito de ofrecerles clases vocacionales a niños que experimentan problemas.

Sobre todo, los Remoles quieren ayudar a las personas de una manera que los acerque a Cristo.

Posted in: