Pareja rusa acepta el llamado a servir en Letonia

Riga, Latvia

Olga y Aleksei Druzhinina habían servido durante mucho tiempo a la Iglesia del Nazareno desde su casa en San Petersburgo, Rusia. La pareja trabajó en el European Nazarene College con la educación teológica, y Aleksei también participaba en la iglesia local como maestro de escuela dominical.

Alrededor de hace dos años ellos comenzaron a sentirse atraídos por las misiones interculturales. Mientras oraban por un lugar en donde servir, sintieron que Dios les decía que plantaran una iglesia en la capital de Letonia, Riga.

"Al principio, nos pareciá extraño y que todo estaba en nuestra cabeza, pero decidimos hablar con nuestro pastor", dijo Olga. “Durante el mismo tiempo, un entrenamiento de M +Power se estaba realizando en Moscú. Mientras estábamos allí, hablamos con Scott Rainey, el coordinador de estrategia de área de CIS de ese entonces. Nos dijo que Dios le había dicho que enviara a alguien a Riga, Letonia, y fue entonces cuando supimos que definitivamente era Dios".

Los Druzhininas solicitaron inmediatamente los documentos de residencia de Schengen. Una residencia Schengen permite viajar a todos los países miembros de la Unión Europea, pero obtener la aprobación puede ser difícil para los ciudadanos rusos.

"La gente nos dijo que era imposible obtener la residencia", dijo Olga. “Después de recibir la carta de invitación oficial de una organización cristiana y enviarla al gobierno, recibimos una residencia religiosa en febrero con una vigencia de un año. Esta residencia nos permite hablarle de Jesús a todos y hablar sobre lo que estamos haciendo sin temor, algo que no podíamos hacer en San Petersburgo".

Letonia tiene mucho en común con Rusia, pero cuando los Druzhininas llegaron a Riga, pronto descubrieron que la cultura no era tan similar como lo esperaban.

"Aunque compartitmos un lenguaje y un trasfondo en común, la cultura es muy diferente", dijo Olga. “Pensamos que sería más fácil comunicarse con los rusos que viven en Letonia, pero lo que hemos descubierto es que es mucho más fácil comunicarse con los letones. Los rusos locales tienen una mentalidad diferente a la nuestra".

Olga y Aleksei han trabajado con el Ejército de Salvación desde su llegada, se han ofrecido como voluntarios en el comedor y dirigiendo un estudio bíblico.

"Me han invitado a predicar dos veces en mayo en el servicio dominical del Ejército de Salvación", dijo Aleksei. "También hemos visitado diferentes iglesias sin denominación, incluida una iglesia letona que generalmente traduce el servicio del letón al ruso para que lo podamos entender".

Esta iglesia se ha mantenido en contacto con Olga y Aleksei y está considerando traducir los Artículos de Fe de la Iglesia del Nazareno al letón.

Los Druzhininas también están llegando a muchas personas no creyentes, y Olga ha sido invitada a ser parte de un club exclusivo de mujeres.

"Es interesante porque es parte de un grupo social muy especial", dijo Olga. "Se trata de 100 mujeres, todas mujeres de negocios o esposas de hombres de negocios, y todos saben lo que estoy haciendo en Letonia, ¡eso es genial!"

Una vez que expire el permiso de residencia de un año, ellos están abiertos a lo que Dios quiera hacer a través de ellos en Letonia o más allá.

"Todo es en el tiempo de Dios", dijo Olga. "Nuestra esperanza es abrir un estudio bíblico hasta febrero de 2020".

A medida que su vocación se vuelve más clara, Olga y Aleksei esperan y oran que se abran las puertas para tener la oportunidad de ayudar a plantar iglesias en varios países, incluyendo la vecina Lituania y Estonia.

Iglesia del Nazareno Eurasia

Posted in: