Pastor ucraniano ministra a personas de un pueblo no alcanzado en una aldea remota

Un pastor de la Iglesia del Nazareno en Ucrania ha estado "yendo a donde la iglesia aún no está" durante los últimos cuatro años al ministrar en una aldea remota donde las personas nunca han escuchado de Jesús.

Este pueblo aislado se ubica en una región montañosa que alcanza una elevación de 7,649 metros (25,095 pies) y serpentea a través de China, Afganistán y varias naciones de Asia central. En lo profundo de estas montañas, una asociación evangélica misional encontró un pequeño grupo que vive por encima del nivel del mar en un clima que no permite que crezcan árboles.

"Las montañas son muy altas y tienen un clima muy áspero," indicó el pastor de la iglesia del Nazareno Vinnitsya en Ucrania central. "Hay una deficiencia del 50 por ciento de oxígeno y, por su clima, es difícil llegar hasta allí. Tienen una difícil situación económica y política. [Ellos] no tienen ninguna atención médica y nunca han contado con servicio eléctrico. Su comida tradicional es té y pan, así que cuando llegamos y les ofrecimos dulces ellos se pusieron muy contentos. Queremos llevarles la palabra de Dios y mostrarles su amor por ellos".

Durante ocho meses al año, el pueblo está cubierto de nieve, haciendo peligroso el viaje hasta ese lugar. El equipo de misión sólo puede acceder a la aldea de mayo a septiembre en una carretera de tres metros de ancho sin protección. Los automóviles deben tener cuidado de no caer al precipicio.

"No hay ningún avión o tren que vaya a la montaña. Cada vez que viajamos, oramos por nuestro conductor y por los otros conductores".

Durante sus repetidas visitas, el equipo ha visto cómo este grupo étnico ha estado aislado del mundo por mucho tiempo. Los residentes viven en hogares humildes.

"Lo más espantoso es que, en toda la historia del cristianismo, nunca hayan oído del Evangelio," indicó el pastor.

El equipo ecuménico fue enviado a este pueblo nunca alcanzado, así como a otras áreas donde el evangelio aún no había llegado por la Asociación de Iglesias Misionares de Ucrania.

"Esta asociación incluye diversas iglesias que pertenecen a diversas denominaciones y están unidas por la idea de predicar el Evangelio a los países que aún no han sido alcanzado por él", indicó el pastor. No se trata de países que tienen pocas iglesias o pocos cristianos, sino de países o grupos étnicos que no han escuchado el evangelio en lo absoluto".

Después de ver los problemas físicos y económicos del pueblo, la Asociación decidió responder a las necesidades de la gente.

"Nuestra misión principal es ayudar a los niños y a las personas pobres y desfavorecidas", indicó el pastor. "El grupo más desprotegido de la sociedad son los niños, por lo tanto compramos alimentos y ropa [para ellos]. A través de esta ayuda social, también hemos empezado a trabajar con las familias".

El grupo misionero se ha ganado la confianza de los administradores locales de la pequeña comunidad después de proporcionarles 200 mesas y 400 sillas para las escuelas y orfanatos en el último año.

"De esta manera, hemos podido entablar relaciones con los directores y maestros de las escuelas. Han abierto las puertas de sus casas para que lleguemos. El grupo étnico ha abierto sus casas. Nos permiten compartir las comidas con ellos en su mesa. Están abiertos a escuchar el Evangelio y ahora nos permiten orar por sus vidas. Están experimentando el amor de Dios".

Después de trabajar cuatro años con este Ministerio, el pastor de la iglesia del Nazareno en Vinnytsya ha visto a Dios obrar no sólo en el grupo étnico en las montañas sino también en la congregación local que le ha enviado.

Dios ha motivado a las personas de nuestra iglesia porque se han dado cuenta que son parte de algo mucho más grande", indicó. "Son parte de la gran misión de Dios. Ser cristiano no se trata sólo de llevar una buena vida, sino que hay mucho más. La iglesia se ha dado cuenta del impacto que puede tener en el cambio de vida de las personas.

Dijo que algunos miembros de su congregación también han respondido al llamado de Dios al unirse a los equipos que van a ministrar a las personas.

Scott Rainey, quien dirige el trabajo de la Iglesia del Nazarena en los países de la Antigua Union Soviética, dijo que el corazón misionero de Vinnytsia es algo que tienen en común todos los nazarenos a lo largo de su área. Es por eso que están haciendo un esfuerzo concertado para plantar iglesias nuevas y abrir obra en países donde la Iglesia del Nazareno no había estado presente.

"Es una bendición contar con pastores en CIS (Comunidad de Estados Independientes, por sus siglas en inglés), como el pastor de Vinnytsia, Ucrania, quien tiene un corazón por las misiones para alcanzar a las personas no alcanzadas del mundo con el Evangelio de Jesucristo", indicó Rainey. Estoy convencido que el futuro de las misiones en CIS, especialmente en los países de Asia Central, no se llevará a cabo por medio de misioneros occidentales, sino que a través de nazarenos de CIS. La historia compartida de la Unión Soviética y la lengua compartida que es el ruso provee de oportunidades naturales  para el evangelio que no todos las tienen.

"Agradezco también al personal de la Película Jesús por donar 15 Papyrus [Audio Biblias] para este proyecto de alcance. ¡Cada Papyrus es capaz de compartir una versión en audio de las Escrituras en la lengua vernácula de la gente, para hasta 200 personas!"

--Church of the Nazarene Eurasia

Posted in: 
Tags: