Una pareja decide servir en las misiones durante sus años de jubilación

Algunas personas pueden imaginar la vida jubilada como una oportunidad de relajación, pero para Larry y Becky Haight, la jubilación es una oportunidad para servir al Señor.

Larry se desempeñó como director de servicios bibliotecarios en la Universidad de Simpson durante más de 20 años, y Becky fue maestra de una escuela pública durante toda su vida profesional. Aunque amaban su trabajo, la jubilación era inevitable. 

En 2017, cuando se enteraron de que el Chapman International College (anteriormente conocido como Southeast Asia Nazarene Bible College) estaba buscando un bibliotecario voluntario, estaban encantados, pero tampoco estaban seguros de la oportunidad, ya que el sudeste asiático se encuentra hasta la mitad del mundo.

Después de mucha oración, ellos respondieron: "Sí, Señor, a donde sea que me envíes, iré". Larry y Becky hicieron un viaje al sudeste asiático en 2018 y lo describieron como las mejores tres semanas de jubilación que hayan tenido.

En 2019, regresaron al sudeste asiático para continuar su trabajo y realizaron los viajes utilizando sus ahorros de jubilación. Gastaron miles de dólares en cada viaje, pero sintieron que este era realmente el llamado del Señor. 

Los dones y la experiencia que tenían en servicios de bibliotecas y educación fueron cruciales para la reconstrucción de las bibliotecas de muchos campus de CIC en Myanmar y Tailandia. Después de sus viajes, el CIC tenía más de 2,000 libros catalogados en cuatro idiomas en varios campus.

Larry y Becky no solo trabajaron para organizar las bibliotecas, sino que también capacitaron a maestros y bibliotecarios locales para que perfeccionaran sus habilidades. Sus esfuerzos reflejan el lema de CIC, que fue inspirado en 2 Timoteo 2: 2, Confiado para Confiar.

"Es difícil imaginar lo que un bibliotecario jubilado y un maestro de escuela podrían hacer en el otro lado del mundo, en países donde hablaban diferentes idiomas", dijo Bill Kwon, canciller del CIC. “Creemos que el Señor nos llama a cada uno de nosotros con un don y un llamado únicos para el Reino. Si confiamos nuestro todo a él, Jesús puede guiarnos en sus obras de la manera más inesperada, tal como lo hizo con Larry y Becky".

Larry y Becky han regresado a los Estados Unidos, pero el trabajo de la Biblioteca CIC continúa en el sudeste asiático.

Iglesia del Nazareno Asia-Pacífico

Posted in: